Toma tu vida

18 hábitos de equilibrio

Si algo me enseñó mi proceso de búsqueda de embarazo es que yo era lo más importante, necesitaba estar bien a todos los niveles para poder gestar y dar vida. Y estar bien implica aceptar y transitar sin resistencia los momentos oscuros, el dolor para transformarlo.

Este camino a hacia la maternidad y la maternidad en sí, es una montaña rusa emocional, donde el estar bien enraizada, ocupar mi lugar, auto-gestionarme, cuidarme, escucharme, poder salir del modo automático y pedir ayuda me han servido de mucho para poder llevarlo con mayor bienestar y tranquilidad. A esto me refiero con tomar mi vida: primero la tomo y después la doy.

Equilibrio entre el dar y el recibir.

A continuación quiero compartir contigo algunos de los aprendizajes, herramientas y reflexiones que yo adquirí durante la búsqueda y que a día de hoy sigo utilizando, atendiendo y trabajando en ellos para seguir caminando. Todo aquello que tomé en su momento para ahora poder dar y seguir tomando.

1. Anteponer mis necesidades a las de los demás.

2. Identificar cómo me quería sentir y buscar en mi día a día que cosas que actividades me hacían sentir así y hacerlas.

3. Hacerme 100% responsable de mí y de mi bienestar.

4. Sanar a la niña interior y tomar a la mujer adulta desde la aceptación a mis padres. Lo hicieron lo mejor que pudieron y me dieron la vida que es lo más valioso.

5. Hacerme responsable de mi vida para poder dar vida.

6. Conocerme, saber de dónde vengo (familia, árbol genealógico, orígenes) para ocupar mi lugar. A veces en el sistema familiar estamos ocupando un lugar que no es el nuestro, porque tenemos hemos tenido que hacer de madre de nuestra madre, o de nuestros hermanos, o de padre de familia… todo son roles que se nos han podido asignar de manera inconsciente y para poder dar vida hay que volver a nuestro lugar.

Te explicaré más en otro post.

7. Trabajar mis creencias limitantes.

8. Vivir y trabajar el presente es de donde tengo poder de acción, trabajar en el aquí y el ahora. Dejar de vivir en el pasado o en el futuro.

9. Romper con patrones de conducta que no me suman.

10. Conocer el funcionamiento de mi cuerpo, de mis ciclos, mi ventana fértil.

11. Vivir desde el agradecimiento, mirando aquello que tengo y no aquello que me falta.

12. Vibrar alto para atraer aquello que vibra en la misma sintonía.

13. Permitirme transitar el dolor, la pena, la culpa e ir a la raíz para poder transformarlo.

14. Darme el valor que tengo. Observando mi diálogo interno y transformarlo. Muchas veces nos hablamos como no le hablamos ni a nuestro peor enemigo.

15. Conectar con mi energía sexual creadora.

16. Activar mi cuerpo y mi aparato reproductor.

17 .Tener espacios para mí donde simplemente ser.

Miro hacia atrás y son muchos los conocimientos adquiridos, mucho el camino recorrido y mucho por mantener. Es retador tomar mi vida y vivir con consciencia, de hecho en muchos de estos puntos he necesitado y necesito ayuda. Son diferentes manos, almas y personas que me acompañan a día a día seguir caminando desde mi centro.

Y igual que yo he recibido acompañamiento y sostén, me ofrezco a ser el tuyo. Si quieres que te dé la mano para transitar alguno o muchos de estos caminos hacia la maternidad para vivirla con más consciencia y tomar tu vida para crear vida, escríbeme o agenda una sesión gratuita de asesoramiento. Tu sesión Faro. 

¡Un abrazo!

Marina

¿Hablamos?

Si quieres que contactemos contigo para explicarte más detalles sobre este servicio de acompañamiento, puedes dejarnos tus datos a continuación.

5 + 6 =

Quiero que sepas que utilizamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web.    Ver ajustes
Privacidad